jueves, 15 de diciembre de 2011

MI BÁSICO: REVLON COLORSTAY

Hoy quiero hablaros de una base de maquillaje que llevo probando desde hace un tiempo. Se trata de la Revlon ColorStay, formulada  para mantenerse fresca y como recién aplicada a lo largo de todo el día y con la que estoy muy, muy contenta.

La base ColorStay cuenta entre sus componentes con el conocido "Softflex", un invento de Revlon cuya tecnología avanzada contiene polímeros base que incrementan la suavidad en la aplicación y la duración del maquillaje. Esta base se mantiene fresca y sin perder color, como "recién aplicada" durante hasta 16 horas. Es una base líquida, muy ligera y de sencilla aplicación, muy fácil de trabajar y difuminar. De todas las que he probado hasta ahora es la que mejor le va a mi piel, se adapta perfectamente y se funde con mi rostro, no reseca ni se cuartea (a diferencia de la MAT Transform de L'oreal, con la que me llevé un auténtico chasco).

Es una base de larga duración y he de decir que estoy muy contenta con los resultados que da en este sentido. Suelo maquillarme sobre las 9 de la mañana, cuando salgo de casa, me aplico esta base y la matifico con polvos translúcidos. Sobre las 10 de la noche, cuando llego de trabajar, sigo estando prácticamente igual. Evidentemente después de tantas horas el maquillaje pierde algo de fuelle pero la verdad es que cumple lo que promete, tras un largo día de trabajo sigo teniendo el rostro fresco y prácticamente como recién maquillado.



Además cuenta con una amplísima gama de tonos y formulaciones específicas tanto para pieles grasas como secas o mixtas y todas ellas con factor de protección solar. Yo utilizo el tono "Fresh Beige" que se correspondería con un NC 30 en el baremo de M·A·C y en mi caso, el correspondiente a la línea para pieles normales/secas. Aquí podéis ver la variedad  de tonos:


El envase es completamente de cristal y el único fallo que le veo es que carece de dosificador, por lo que se desperdicia muchísimo producto al aplicarlo, al menos a mi siempre me sobra. 

En cuanto a la cobertura es bastante alta, cubre pequeñas imperfecciones y ojeras pero en mi caso, en algunas zonas necesito echar mano de correctores. Las pequeñas manchitas causadas por el sol las cubre  y disimula completamente.

En cuanto a precio, es bastante económica, yo la adquirí en maquillalia y su precio fue de algo menos de 9 €, pero también las he visto en algunas peluquerías y perfumerías de mi barrio. 

¿Por qué me  gusta?

Me gusta porque es ligera, suave y muy sencillo de trabajar, dura una barbaridad y mantiene la piel de mi rostro suave y libre de brillos. No me gustan los maquillajes que una vez aplicados parecen una máscara completamente artificial sobre el rostro y llegan incluso a cuartearse o a hacer aparecer arrugas que en realidad no existen. Me gusta porque me da un aspecto totalmente natural y parece que no lleve nada.

Cubre las pequeñas y molestas imperfecciones que de vez en cuando suelen hacer estragos en mi cara, además de las pequitas y pequeñas manchas de sol que tengo alrededor de los ojos. Me gusta que cuente con factor de protección solar y que no reseque mi piel.

Hacía mucho tiempo que andaba buscando una base de maquillaje que le fuera bien a mi rostro y, frente a firmas como Clinique, M·A·C, L'oreal o Clarins, esta base ha ganado por goleada. Evidentemente cada piel es un mundo, pero en mi caso y de momento, esta es la base que mejor tolera mi piel. Seguiré probando nuevas bases de maquillaje, por supuesto, de hecho le tengo ganas a una de Kanebo, pero de momento voy a repetir con esta porque estoy encantada con ella.

¿Cual es vuestra base de maquillaje imprescindible? ¿Habéis probado alguna de Revlon?

7 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es importante para mí, no dudes en comentar esta entrada y decirme lo que piensas sobre ella. ¡¡MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOGG!! ^_________^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reseñas de cosmética asiática:

 

©2011 PonTgirly | diseño Kiki Design Arts