jueves, 12 de enero de 2012

LA CORRECTA HIGIENE BUCAL

Buenos días! Hoy os traigo una entrada larga que no sólo os va a servir para mejorar vuestra boca estéticamente sino también para mantenerla en un estado saludable. Me he decidido a hacerla ya que ayer estuve hablando con una compañera blogger que me decía que tenía miedo a ir al dentista porque os hacemos mucho daño, y la verdad, las visitas al dentista son de lo más incómodo que puede haber. 


Por ello quiero compartir con vosotras algunos consejos para cuidaros y prevenir tanto probemas dentales como periodontales y que así no tengáis que visitarnos tan a menudo :)

Lo primero y básico es visitar a vuestro odontólogo o estomatólogo una vez al año para revisaros periódicamente, es fundamental. En segundo lugar, haceros limpiezas cada cierto tiempo, no todas las bocas son iguales y a unas os hará falta cada 6 meses, a otras una vez al año y algunas podréis incluso prolongarlo más tiempo. Lo ideal es una vez al año pero ya os digo que en algunos casos se necesita un mayor cuidado.

En tercer lugar, si vuestras encías se ven de un tono rojo, como irritado, os sangran y están hinchadas debéis acudir a vuestro periodoncista para que os diagnostique y os someta a tratamiento. Las encías deben cuidarse tanto o más que los dientes ya que podemos llegar a padecer de periodontitis (algunas la conoceréis como piorrea) que nos derivará en pérdidas óseas y con el tiempo, en la recesión de nuestras encías y la pérdida de piezas dentales. En estos casos también puede influir la genética por lo que es muy importante poneros en manos de vuestro periodoncista.


Todos los consejos que os doy a continuación sirven para todas las bocas y serán suficientes  si vuestra boca está sana y en buen estado, si no es ese vuestro caso deberéis acudir a vuestro médico y que este decida el tratamiento correcto a seguir ya que, como ya he dicho, no todas las bocas son iguales. Pero aunque no todas son iguales hay rutinas que todos podemos llevar a cabo para mantenerlas saludables:

1- Cepillarnos los dientes al menos 3 veces al día. Yo en mi caso llevo siempre un cepillo pequeño en el bolso y cada vez que como algo me los cepillo :) Se que estáis hartas de oir esto pero no sabéis lo que le cuesta cumplirlo a la gente. Es importantísimo cepillar, además de la corona (que es la parte visible del diente) las encías. Una buena técnica para esto es inclinar vuestro cepillo y ponerlo mirando hacia la encía, justo la zona en que el diente se une con ella y cepillar en círculos para terminar arrastrando hacia abajo. Con esto eliminaréis la placa que se acumula en esta zona y que puede hacer mucho daño a vuestra boca. En el caso de utilizar un cepillo eléctrico el proceso es el mismo, solo que más cómodo ya que no tendréis que hacer los movimientos circulares (porque los hace el propio cepillo). Debemos dedicar como mínimo, 5 minutos al cepillado.

2- Utilizar seda dental en todas y cada una de las zonas de unión de nuestros dientes. La seda dental debe bajar todo lo posible, incluso introduciéndose bajo la encía (sin llegar a hacernos daño), para después abrazar al diente y sacarla arrastrando hacia arriba. Como ya he comentado antes, es muy importante prestarle atención a nuestras encías para evitar problemas periodontales.

3- Utilizar cepillos interdentales o interproximales. Se trata de unos mini-cepillos pensados para limpiar las zonas de separación entre diente y diente y los hay de infinidad de modelos y varios tamaños (son de varios colores y cada color indica un tamaño distinto). En ocasiones la separación entre dos muelas es muy amplia y la seda dental se nos queda corta para limpiar correctamente por lo que estos cepillos son la mejor opción. Lo ideal es combinar la seda y los interdentales y utilizar los dos. En mi caso dejo la seda para los dientes frontales ya que los tengo algo montados y los cepillos para las uniones entre muelas, así me es más cómodo. Esto podéis hacerlo una vez al día, preferentemente por la noche. No son palillos para los dientes y no son únicamente para sacar los restos de comida, sirven para cepillar y limpiar.


4- Por favor no utilicéis colutorios tipo Oraldine o Listerine porque tienen mucho alcohol y pueden irritar las encías. Nos prometen acabar con toda la placa y tal pero os aseguro que si tenéis una buena técnica de cepillado no os harán falta. Yo os aconsejo que no utilicéis ningún colutorio si vuestra boca está sana, pero si aun así queréis utilizarlo aseguraros de que no contenga alcohol (he encontrado uno de la gama Colgate Plax, de color rosa, que es el que le solemos recomendar a la gente que quiere utilizar este tipo de producto, no contiene alcohol pero sí flúor). El Oraldine es bueno cuando tenéis alguna yaguita o herida en la boca para curarlas, pero únicamente en esos casos, no como colutorio diario ya que podría irritar en inflamar vuestras encías. En caso de tener algún problema bucal, sobre todo periodontal, es posible que vuestro médico os recete algún colutorio medicamentoso y debéis de hacerle caso, pero únicamente cuando os haga falta. Si vuestra boca está en un estado saludable no lo necesitáis aunque entiendo que mucha gente se siente mejor utilizando estos productos y por eso os aconsejo buscar siempre los que no contengan alcohol.

5- Debéis crearos una rutina de higiene y ser constantes. Al igual que hacemos con las rutinas faciales, debemos crearnos una rutina de higiene bucal acorde a nuestras necesidades porque, repito, no todas las bocas son iguales. Algunas tendréis sensibilidad en los dientes, otras tendréis los dientes montaditos como yo, etc.

6- Este consejo es para aquellos que tengáis puentes, coronas, implantes o retenedores en la boca. Existe en el mercado una seda dental llamada "Superfloss" de Oral B diseñada para llegar a estas zonas problemáticas y de difícil acceso. Esta seda tiene tres partes diferenciadas: una rígida que sirve para "enhebrar" (os facilitará el introducirla entre el puente y la encía o entre los hierros del retenedor), una gruesa y esponjosa para limpiar (justo donde termina la zona rígida encontramos esta esponjita perfecta para limpiar hasta el último resto de placa) y por último una zona de seda convencional, como cualquier otra para utilizar en el resto de la boca. Os aconsejo añadirla a vuestra rutina ya que notaréis la diferencia, sobre todo las personas que hayáis llevado o llevéis ortodoncia y para las que llevéis retenedores ya que estos aparatos son un foco de acumulación de placa y bacterias donde se forman cantidades y cantidades de sarro imposibles de eliminar con el cepillado. Podéis encontrarla en farmacias.



Todo esto que os he contado es para crearos una correcta rutina de higiene diaria, debéis ser constantes para prevenir problemas mayores. Iré haciendo más entradas explicándoos más cositas de forma más concreta pero, a rasgos generales, esto es lo que debemos hacer para mantener nuestra boca en un estado óptimo de higiene. Espero que os sea de utilidad y si tenéis alguna duda no dudéis en preguntarme. 


No dejéis nunca de sonreír :D

9 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es importante para mí, no dudes en comentar esta entrada y decirme lo que piensas sobre ella. ¡¡MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOGG!! ^_________^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reseñas de cosmética asiática:

 

©2011 PonTgirly | diseño Kiki Design Arts