lunes, 19 de noviembre de 2012

Receta: Curry estilo japonés

Hoy quiero compartir con vosotras una de las recetas más solicitadas y de paso agradecer el apoyo que está teniendo esta nueva sección por parte de las lectoras del blogg ya que sois muchas las que me mandáis peticiones y eso me anima a seguir con ella, además de darme ideas la mar de interesantes ;)

La receta de hoy es un guiso típico japonés: Curry. Es un plato muy versátil ya que si sois vegetarianos o no os apetece hacerlo con carne podéis prescindir perfectamente de ella y añadir en su lugar vuestras verduras favoritas, también podéis variar y hacerlo con carne de ternera, pollo o cerdo.

En casa solemos hacerlo con carne de ternera y acompañado de arroz blanco, que es como más nos gusta este plato ;)

Es un plato muy sencillo de elaborar una vez tengamos todos los ingredientes, y digo esto porque necesitáis un preparado de curry especial (no nos sirve el curry indio ya que es demasiado fuerte) que encontraréis en cualquier supermercado oriental. Hay multitud de marcas ya que es un producto muy utilizado en la cocina japonesa pero nuestra favorita es Vermont Curry. Tiene un sabor intenso pero a la vez suave, nada que ver con el curry indio. Una vez tengamos nuestras pastillitas para curry japonés (similares al Avecrem de toda la vida) podemos comenzar con nuestro guiso añadiéndo: media cebolla, una patata mediana, 3 zanahorias, sal y pimienta. Si os gustan los platos picantes siempre podéis añadir un poco de cayena, pero si lo preferís suave mejor omitir la cayena. La patata es lo último que añadiremos de manera que si la picáis como yo desde el principio es mejor conservarla en un cuenco con agua para que no se nos ponga feota ;-p


Comenzamos con un poco de aceite de oliva y la cebolla picada en una olla a fuego medio, añadimos la sal y la pimienta (y la cayena si decidís añadirla) y lo dejamos hasta que la cebolla esté blandita y pochada. Una vez la cebolla esté en su punto añadimos la carne y esperamos hasta que todos los trozos tengan un colorcito marrón (continuamos a fuego medio). Cuando la carne se vuelva marrón añadimos agua (normalmente vienen las medidas de agua y curry en el envase pero yo ya lo hago a ojo, echo agua hasta que cubre la carne) y lo ponemos a fuego alto hasta que empiece a hervir. Una vez entre en ebullición, añadimos una pastillita de curry (solo una!!!) y removemos hasta que se deshaga. Continuamos a fuego alto durante 10 minutos.







Una vez transcurridos los 10 minutos añadimos otras dos pastillas de curry y volvemos a ponerlo a fuego medio/bajo durante 15 minutos, removemos de vez en cuando para que no se nos pegue. Recordad que yo siempre cocino para dos personas, de manera que si sois más tendréis que consultar en la parte de atrás de la caja para comprobar las cantidades y medidas que necesitáis. 

Es ahora cuando añadimos las zanahorias y removemos. Si veis que la salsa ha espesado mucho podéis añadir un poco de agua (con medio vaso bastaría) ya que, en el momento que añadamos las patatas, la salsa espesará todavía más. Lo dejamos cocer durante 30 minutos a fuego medio/bajo para que la carne y las zanahorias se ablanden. Removemos de vez en cuando para que no se nos pegue a la olla el guiso. Por último añadimos las patatas y dejamos cocer hasta que estén blanditas, estad pendientes de vuestro guiso que no queremos que las patatas se nos hagan puré xD




Como veis a medida que pasan los minutos la salsa de curry va espesando, oscureciéndose y tomando una textura suave, especiada y muy aromática. En casa nos gusta porque es un plato intenso y con sabor pero al mismo tiempo suave a diferencia del curry que se elabora en otros países.

Lo ideal es acompañarlo de arroz, ya sea blanco, marrón o de cualquier otro estilo (en casa utilizo arroz de grano largo, que es mi preferido) aunque podéis acompañarlo de lo que más os apetezca. Como ya os he dicho, hay infinidad de marcas de curry japonés y las podéis encontrar en cualquier supermercado oriental o bien en tiendas online como Tokyo-Ya. También hay tres intensidades de sabor: picante, medio y suave. Yo utilizo el picante (que ya os digo que es muy suave y no pica en exceso, tiene un ligero picor como pueda tenerlo una salsa brava) pero siempre podéis probar hasta encontrar la intensidad adecuada para vuestro paladar ^____^


Este curry viene en una única pastilla enorme que podéis dividir fácilmente en seis porciones más pequeñas (por eso antes os dije que yo añado tres porciones al guiso, lo que viene a ser media tableta de curry).




Y esto es todo por hoy. Espero haberos resuelto las dudas que teníais y haberos ayudado con esta receta para innovar e introducir comidas nuevas en vuestras vidas además de conocer otras culturas a través de sus comidas. Si os animáis a poner esta receta en práctica no dudéis en mandarme una foto con el resultado y contarme qué os ha parecido.


¿Conocíais el curry al estilo japonés? 
¿Os animáis con este guiso especiado?

9 comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, no dudes en comentar esta entrada y decirme lo que piensas sobre ella. ¡¡MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOGG!! ^_________^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reseñas de cosmética asiática:

 

©2011 PonTgirly | diseño Kiki Design Arts