domingo, 11 de noviembre de 2012

Receta: Sopa de Miso

Inauguramos nueva sección en el blogg!! Y nada más y nada menos que de recetas de comida. He estado dándole vueltas a esto desde hace un tiempo ya que cada vez que cuelgo alguna comida de las que hago en Facebook o Instagram sois muchas las que me preguntáis cómo lo he hecho o de dónde saco los ingredientes (sobre todo cuando son comidas de otros países o regiones). 

De manera que me he animado a colgar mis recetas, la comida que cocinamos en casa y sobre todo, hacerlo todo paso a paso y de forma cercana. Porque son muchos los bloggs donde se publican recetas de comida pero generalmente son siempre lo mismo: listado de ingredientes, parrafada impresionante de cómo se elabora el plato en cuestión y foto del resultado, peeeero ¿cuántas veces hemos intentado llevar a cabo esas recetas y vemos el aspecto de lo que estamos guisando y no tenemos ni idea de si lo estamos haciendo bien o mal? Pues yo os pondré fotitos del paso a paso para que sepamos si lo estamos haciendo correctamente.

También deciros que las recetas que colgaré son mis recetas, con mis toques personales (me encanta improvisar así que no os sorprendáis de las cosas rarunas que váis a ver ^___^) y sobre todo y lo más importante de todo, COMIDA SANA, CASERA Y PARA TODA LA FAMILIA

Y sin más os presento la receta de hoy: Sopa de Miso. Una receta fácil, rápida de elaborar, natural y sana. Se trata de una sopa procedente de la gastronomía japonesa (porque los japoneses no sólo comen sushi) elaborada a base de pasta de Miso (pasta aromatizante fermentada a base de semillas de soja y/o cereales y sal marina). 


El resto de los ingredientes pueden ser al gusto del comensal pero yo os cuento lo que le añado en mi casa: tofu, algas wakame, champiñones y cebollino. Cuidado las principiantes cuando vayáis al súper y no confundáis el cebollino con los ajetes!! Esto me pasó la primera vez y no veais cómo picaba aquello T.T Aunque bueno, si os gustan los ajetes adelante!! En la cocina también hay que improvisar, pero por si acaso, este es el aspecto del cebollino ^___^


En caso de que el cebollino no os guste podéis prescindir de él, yo misma prefiero esta sopa sin cebollino. Bien, lo primero que necesitamos es una olla pequeña o un cazuelo en el que echaremos agua (no os voy a dar medidas porque dependerá de la cantidad de sopa que queráis hacer) y lo ponemos a calentar hasta que hierva. Mientras tanto vamos cortando los ingredientes, el cebollino bien finito y los champiñones. Yo compro el tofu en bloques similares a los de la mantequilla por lo que también lo troceo en daditos. Por último tomamos unas cuantas algas wakame, en mi caso las compro deshidratadas por lo que hay que tener cuidado de no echar muchas a las sopa ya que al contacto con el agua crecen...mucho....muchísimo!!!



Tomamos un recipiente, o plato o bol o lo que sea donde acostumbréis a tomar caldos y sopas y ponemos una cucharada sopera (bastante generosa) de pasta de Miso en el fondo. Una vez que el agua haya comenzado a hervir añadimos un poco sobre la pasta de Miso del bol (no toda el agua) y comenzamos a deshacer la pasta con ayuda de la cuchara. Es como cuando hacemos una bechamel, que vamos deshaciendo los grumitos de la mezcla de harina, pues aquí igual. Una vez esté completamente deshecha y sin grumos añadimos el resto del agua caliente.



Es ahora cuando añadimos el resto de los ingredientes. Y ya tenemos nuestra sopa de Miso lista para tomar, calentita y recién hecha. Una opción rápida y saludable para cualquier cena o para cualquier ocasión en la que no tengamos tiempo para cocinar pero queramos tomar algo casero, calentito y que no sea fast food.



Esta sopa es tan sana porque el Miso contiene enzimas que ayudan a la digestión, y suministra carbohidratos, lípidos, vitaminas, minerales y proteínas. Se utiliza como reconstituyente de la flora intestinal y como eficaz favorecedor del tránsito intestinal, alivia las hemorroides. Hay diferentes tipos de pasta de Miso dependiendo de su fermentación, los más conocidos son:

  • Shiromiso, es decir miso blanco: su fermentación dura aproximadamente un año y resulta ser el de sabor más suave.
  • Akamiso, es decir miso rojo: su fermentación dura aproximadamente dos años teniendo un sabor más fuerte que el blanco.
  • Kuromiso, que es el miso negro: su fermentación dura aproximadamente tres años y su gusto es intenso.
  • Hatchomiso es la variedad más concentrada y proteica al no llevar ningún tipo de grano añadido (arroz, trigo o cebada).

El que yo utilizo es el Akamiso o Miso Rojo, que tiene un sabor suave y delicioso. Todos los ingredientes los podéis encontrar en supermercados especializados de comida oriental. Con esto no me refiero a los típicos "frutos secos de chinos", no. Tanto chinos, como japoneses, filipinos, etc. compran sus productos de sus países en supermercados especializados y nosotras lo único que tenemos que hacer es buscar dichos supermercados para poder hacernos con los ingredientes que necesitamos. La forma más rápida de encontrarlos es, o bien por internet, o bien preguntándole a algún ciudadano chino de nuestra zona o que conozcamos. Yo puedo daros varias direcciones en Madrid que es donde vivo:
  • Supermercado oriental: Subterráneo de Plaza de España, junto a restaurante chino (Metro Plaza de España, salida Leganitos).
  • Ta Tung Universal: C/Mozart, 5. Esquina frente a C.C. Príncipe Pío (Metro/Renfe Príncipe Pío).
En estas tiendas todos los productos son importados por lo que son algo carillos, pero dentro de ellas hay variedad de precios y Ta Tung Universal es la que cuenta con precios más asequibles, aunque es chocante ya que es Tokyo-Ya (la más cara de todas) la que importa para ellos...pero bueno, mejor para nosotros que somos los que gastamos. Los envases normalmente tendrán su aspecto original y todos los mensajes estarán escritos en el idioma del país del que procede. Pero no alarmarse señoritas!!! Que son tan amables que nos colocan pegatinas y carteles indicativos en castellano para que podamos encontrar y saber para qué sirve cada producto.




Esto es todo por hoy. Espero que este post haya resuelto algunas dudas o, al menos, os sirva para daros ideas nuevas y variar en los menús de vuestras casas. También es una buena forma de enseñar a nuestros hijos culturas y costumbres diferentes a la nuestra y acostumbrarles a comer sano, más verduras, más frutas, etc. Esta es una buena opción ya que es una sopa de sabor suave totalmente vegetal que incorpora nutrientes y proteínas a la dieta. Como curiosidad termino contándoos que en japón esta sopa se toma incluso de desayuno!!! Espero que os haya resultado útil y que si tenéis alguna duda preguntad todo lo que queráis que estaremos encantados de resolverla.


¿Conocíais la sopa de Miso? 
¿Os animáis con la cocina nipona?

12 comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, no dudes en comentar esta entrada y decirme lo que piensas sobre ella. ¡¡MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOGG!! ^_________^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reseñas de cosmética asiática:

 

©2011 PonTgirly | diseño Kiki Design Arts