miércoles, 30 de enero de 2013

"Sleep Therapy" con AVON

De un tiempo a esta parte el estrés y los nervios se han asentado en mi vida afectándome negativamente en general y más en concreto, a la hora de conciliar el sueño. Es meterme en la cama y empezar a pensar y darle vueltas a la cabeza a todo lo que me genera dicho nerviosismo lo cual hace que me cueste mucho conciliar el sueño o incluso dormir relajada sin despertarme en toda la noche.

Me niego a tomar pastillas para dormir, en primer lugar porque soy bastante reacia a medicarme y en segundo, porque no considero que sea la mejor opción, al menos no creo que mi situación sea tan grave como para llegar a ese extremo, simplemente necesito relajarme un poco por lo que decidí probar con remedios menos agresivos para lograr un sueño reparador. Intento evitar el café y las bebidas que contengan cafeína en general y cada noche, tras la cena (normalmente intento que sea lo más ligera posible) me tomo una infusión relajante elaborada a base de melissa, valeriana y miel. A parte del efecto relajante de estas plantas, la miel y el calorcito de la infusión hacen que tomarla sea un momento de relax absoluto ya que siempre le dedico un rato largo a disfrutarla envuelta en mi mantita ;)

Pero además de esto he comenzado a utilizar dos productos de la línea Sleep Therapy de Avon gracias a los cuales he conseguido hacer que el momento de irme a dormir sea de lo más placentero. Se trata de un bálsamo y una bruma para la almohada relajantes.


No son productos milagrosos, simplemente están basados en algo tan simple como la aromaterapia que, al menos en mí, funciona bastante bien. El modo de empleo es de lo más simple, primero rocío la almohada con la bruma aromática (nunca sobre la piel o el cuerpo) y mientras espero a que se seque e impregne de su olor la tela me aplico el bálsamo en muñecas, sienes y cuello realizando un suave masaje. Es mi momento de mimos y relax. Una vez nos acostamos y dejamos nuestra cabeza reposar sobre la almohada nos envuelve el aroma fresco y floral de la bruma la cual huele tan deliciosamente bien (principalmente a lavanda) que no puedo evitar cerrar los ojos e inhalar profundamente para disfrutar del suave aroma.

Evidentemente mis preocupaciones siguen ahí al despertarme y me sigue costando algo quedarme dormida por las noches (ya he dicho que esto no es milagroso) pero toda esta rutina me ayuda a relajarme y me hace descansar mejor de lo que lo hacía antes. Duermo rodeada de un placentero y delicado olor a flores y sobre una almohada fresquita, lo cual me encanta. 




Yo utilizo estos productos porque su aroma a lavanda me gusta tanto que prácticamente me hipnotiza, pero en el mercado existen multitud de brumas y bálsamos similares de diferentes marcas entre los que podéis elegir si os animáis a probar. El precio de estos productos de Avon es bastante asequible, unos 5€ cada producto y la verdad es que cunden bastante. El bálsamo cuenta con 10ml. de producto y la bruma con 120ml. La línea cuenta también con un gel de ducha de efecto relajante para ayudar a completar la rutina y su precio también ronda los 5€ pero la verdad es que no me llama mucho la atención. Podéis adquirirlos a través de cualquier distribuidora de la marca.


Y vosotras, ¿tenéis problemas para conciliar el sueño? 
¿Cómo ponéis remedio a ello?

8 comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, no dudes en comentar esta entrada y decirme lo que piensas sobre ella. ¡¡MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOGG!! ^_________^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reseñas de cosmética asiática:

 

©2011 PonTgirly | diseño Kiki Design Arts