viernes, 22 de febrero de 2013

The face shop: Volcanic Clay Mask

Hoy os traigo una nueva entrega sobre cosmética asiática y en esta ocasión se trata de una mascarilla para el rostro elaborada a base de arcilla volcánica. 

Este tipo de productos que al principio eran desconocidos para las occidentales se han ido asentado poco a poco en las rutinas de cuidado facial de las mujeres europeas por sus buenos resultados.

Podemos encontrar multitud de marcas, formatos y texturas pero en todas ellas siempre un elemento en común: la arcilla volcánica. Creo que las más conocidas entre las blogger son las de la línea Daiso Charcoal sin embargo yo me he animado a probar una mascarilla de una firma desconocida para mi hasta el momento: The Face Shop.


Se trata de un producto en formato gel cuyo ingrediente base es la arcilla volcánica de Rotorua (Nueva Zelanda), uno de los tres mejores barros del mundo para su utilización en cosmética. Es un gel ideado para limpiar los poros del rostro, eliminar las células muertas, el exceso de sebo que genere nuestra piel y los anti-estéticos puntos negros. Una mascarilla suave recomendada para cualquier tipo de piel ya que no es nada agresiva o irritativa y esto es algo que mi piel sensible agradece.

Es un producto tipo peeling enzimático, no es como otras mascarillas de este tipo que al secarse se convierten en una película sólida y se retiran con las manos tirando de ellas, esta mascarilla se retira con agua tibia una vez transcurrido el tiempo de actuación ya que su textura en gel no varía. Desde la firma la describen como un producto que "funde" las impurezas y células muertas de la piel.

Me ha sorprendido en varios aspectos, el primero es su textura en gel algo pegajosa y el segundo, que al contacto con la piel se siente cierto grado de calor, es decir, que la propia mascarilla se calienta con la fricción al aplicarla para favorecer la apertura de los poros y así lograr una limpieza más completa (de ahí que digan que "funde" las impurezas). Este calor es bastante sutil, no quema ni nada por el estilo, de hecho a pesar de aplicármela en la barbilla y la nariz únicamente noto este efecto en la zona de la nariz.


En el momento de aplicarla vemos que la mascarilla tiene un color grisáceo, con algunas micropartículas blancas, y a medida que pasan los minutos se puede observar cómo el producto cambia de color volviéndose negro en aquellos puntos donde encuentra células muertas y donde el poro está obstruido y que además se corresponde con la zona donde previamente hemos notado el cambio de temperatura en la piel al aplicarla.

¿Cómo se utiliza?

El modo de empleo es muy sencillo. Extraemos del envase la cantidad adecuada para la zona donde vayamos a aplicar la mascarilla y con las yemas de los dedos vamos colocando una capa fina sobre la piel con movimientos suaves y circulares (cuanto más gruesa sea la capa que apliquemos más tiempo tardará en secar y menor efectividad tendrá). 

Iréis notando algo de calor, pero es normal ya que forma parte del funcionamiento de esta mascarilla inteligente. Una vez cubierta la zona deseada de forma homogénea dejamos que el producto actúe durante unos 10-15 minutos. Tras este espacio de tiempo y una vez seca la mascarilla solo tenemos que retirar y descubrir nuestra piel limpia, suave y libre de impurezas y poros obstruidos.


Mi experiencia con New Zeland Volcanic Clay

La verdad es que no padezco de puntos negros propiamente dichos pero si es cierto que mis poros se obstruyen de vez en cuando pese a llevar una rutina de limpieza diaria y si que padezco de esos molestos puntitos blancos. Hasta el momento siempre había utilizado tiras adhesivas para la nariz (también de base de arcilla volcánica) y me han ido bien pero tenía ganas de probar otro formato.

Me gusta esta mascarilla por su textura en gel, me resulta muy cómoda de aplicar y los resultados no pueden ser mejores. Limpia los poros de mi piel y la deja suave y libre de impurezas. No la utilizo en la totalidad del rostro ya que no lo necesito, pero en la zona de la nariz, sobre todo en las aletas, es imprescindible para mi aplicarla una vez por semana.



El envase me resulta muy práctico e higiénico ya que la pequeña abertura por la que se extrae el producto permite dosificar y controlar la cantidad de mascarilla y así no desperdiciar nada. Contiene 50ml. y lo cierto es que cunde mucho ya que se necesita muy poco volumen de producto para cubrir una amplia zona del rostro.

Sinceramente desde que la tengo he dejado de lado las tiras que solía emplear para limpiar los poros de la nariz ya que este formato me gusta mucho más tanto por su textura como por sus resultados. En mi caso es mucho más efectiva que las tiras. La adquirí a través de este vendedor de Ebay, rápido, económico y un encanto de niña, escribe mensajes informando del constante estado del envío y presenta los productos de los pedidos de una forma muy cuidada: EsellsQuality



¿Qué os parecen este tipo de mascarillas limpiadoras con arcillas volcánicas?

19 comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, no dudes en comentar esta entrada y decirme lo que piensas sobre ella. ¡¡MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOGG!! ^_________^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reseñas de cosmética asiática:

 

©2011 PonTgirly | diseño Kiki Design Arts